PAGO CON PAYPAL

PAGOS... PAYPAL O TRANSFERENCIA BANCARIA
MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONO: +34 635574330

PLUTON EN TRANSITO SOBRE EL ASCENDENTE...


Cuando Plutón en Tránsito pasa sobre el Ascendente y recorre la Casa 1, toda nuestra visión de la vida se altera, y nuestro sentimiento de nosotros mismos se transforma radicalmente. Este Tránsito se correlaciona a veces con cambios sorprendentes en la apariencia física, tales como un nuevo estilo de vestir, en cómo llevamos el pelo o nos presentamos al mundo.
La gente con exceso de peso adelgaza; los que eran demasiado delgados aumentan de peso. Estas transformaciones físicas externas son la manifestación interior de un cambio en la percepción y en la conciencia. Cuando Plutón cruza el Ascendente (el punto más oriental del mapa y la Casa del yo), el Ser nuclear nos está pidiendo que exploremos nuevas maneras de expresarnos y de vivir la vida.
Si no estamos en contacto con nuestra necesidad de cambiar, el medio nos impondrá el cambio.
Este Tránsito puede invertir nuestra dirección vital de maneras que no nos parecía posibles: la gente que pensaba que nunca se casaría cambia de idea; los que creían que siempre seguirían casados se divorcian; los conservadores se vuelven liberales, y los liberales conservadores.
Lo que creímos ser ya no es lo que somos.
Durante este Tránsito, nuestro estilo personal y nuestra manera de encarar la vida tienden a reflejar y encarnar cualquier de los principios que simboliza Plutón.
Hay quienes en estos momentos "viven" su Plutón actuando como agentes de perturbación en las vidas de otras personas o en la sociedad en general, y los cambios que hacemos en nuestra vida obligarán a cambiar a quienes nos rodean.
O si no, podemos emplear la energía regeneradora uniéndonos a causas o grupos que promueven la transformación social o enfrentándonos a las más sombrías corrientes subterráneas ocultas en el psiquismo, tanto individual como colectivo.
Las facetas ocultas de nuestra personalidad emergen a la luz durante este Tránsito, y tenemos que enfrentar aspectos de nuestra naturaleza que todavía no hemos reconocido del todo. Los contenidos inconscientes irrumpen en la conciencia: la erupción de impulsos de cólera, de sexualidad o de poder antes no reconocidos pone a prueba nuestra imagen de nosotros mismos.
Quizá nunca hayamos pensado que éramos manipuladores o controladores, pero ahora si que vemos esa faceta de nuestra naturaleza. Puede ser que no hayamos tenido conciencia de nuestra capacidad de enojarnos, de sentir celos y envidia y tener comportamientos destructivos, pero ahora todo eso está ahí, desatado y fuera de control.
Como un arado al que se guia a través del campo para nivelar y remover el suelo, Plutón en Tránsito sobre el Ascendente saca a la luz nuestras profundidades ocultas, lo que hay en nosotros ha sido "clandestino", y desintegra los complejos y las pautas de comportamiento rígidas de épocas anteriores.
Es un tiempo de descubrimiento, de limpieza y renovación, un periodo fértil para cualquier forma de autoexploración y de evolución personal. El inconsciente no es sólo un almacén de complejos infantiles reprimidos.
Cuando Plutón rastrea los contenidos subterráneos de la psique y los lleva a la conciencia, nos da también la oportunidad de descubrir y recuperar fuerzas latentes intocadas, pero que ahora aparecen, listos para evolucionar.
Si nos hemos identificado de forma predominante como seres débiles e ineptos, este Tránsito puede revelar una fuerza oculta y resortes de poder hasta ahora ignorados, y recompensarnos con un sentimiento totalmente nuevo de lo que somos capaces de alcanzar.
Durante este Tránsito muchas personas descubren, a veces por primera vez, su capacidad de hacerse cargo de su propia vida y la sensación de ser una fuerza creativa, capaz de dar forma a su propio destino. Significa pues, una época de renacimiento, pero como no hay nacimiento sin dolor, a este Tránsito no le faltan dificultades.