PAGO CON PAYPAL

PAGOS... PAYPAL O TRANSFERENCIA BANCARIA
MAIL: siriustienda@yahoo.es TELEFONO: +34 635574330

ASCENDENTE EN CANCER...


El elemento del Ascendente revela la cualidad de energía que vitaliza nuestro cuerpo, y también indica nuestro modo de acercarnos a la vida. Los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) tienden a conservar las energías vitales y vivir más en el interior. Se sienten fácilmente influenciados por el ambiente y otra gente. Son muy sensibles y defensivos debido a un fuerte sentido de vulnerabilidad. Por el otro lado, el Ascendente en agua les hace sentir inmediatamente, y con fuerza, las emociones de los demás. Tienen el innato deseo a ayudar y proteger a las criaturas necesitadas.
En el momento de tu nacimiento, ascendió el signo Cáncer, también conocido como el signo del hogar y de la madre. Te hace sensible a los sentimientos de los demás, y te otorga la habilidad de captar rápidamente el más mínimo cambio de humor. Cuando se trata de un ser querido, o las circunstancias te obligan, sabes adaptarte a ese cambio de humor para satisfacer las necesidades de la otra persona.
La vida para ti es, principalmente, una experiencia que hay que vivir y sentir y en la que te encuentras a ti misma, unas veces arriba y otras abajo. Buscas de tus amigos y compañeros consejo y guía. Quieres de tu pareja que sea capaz de darte una perspectiva global, una imagen completa de las situaciones y las cosas. Dependes del consejo tranquilo y disciplinado de un buen administrador, que es lo que acaban siendo tus compañeros muchas veces. Eres la persona en la que los demás confían. Te cuesta decir que no a lo que te piden, y ello puede hacer que, en ocasiones, tengas que soportar una pesada carga.
Estás marcada por una gran sensibilidad que se convierte fácilmente en timidez. Eres impresionable, y experimentas con fuerza todas las sensaciones provenientes del exterior. Te gusta la comodidad y las costumbres hogareñas. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, tienes ganas de vivir aventuras y sientes el imperioso deseo de viajar lejos, sobre todo por mar. Eres bastante reservada y un poco esquiva, debido sobre todo a tu sensibilidad que te vuelve fácilmente susceptible (sientes bastante miedo a hacer el ridículo). Tienes demasiada tendencia a creer que se te quiere perjudicar y ello te lleva a enfrentarte a personas que no quieren perjudicarte. Vives más pensando en el pasado que en las realidades del presente.
A pesar de tu natural timidez, sabes ser tenaz como el agua que erosiona pacientemente las rocas más duras: las desgasta, las pule y termina venciéndolas. Es el arma más poderosa que posees y que te permitirá superar todos los obstáculos.